caja

 

El informe filtrado  sobre el Estado del Régimen de Pensiones Invalidez, Vejez y Muerte que afirma que este sistema está a punto de colapsar y que su estabilidad para el pago de pensiones llegará  como máximo hasta el 2023, fue analizado por especialistas de la Escuela de Matemáticas de la Universidad de Costa Rica, quienes enviarán su criterio a la Superintendencia de Pensiones.

La presidenta de la Caja Costarricense de Seguro Social, María del Rocío Sáenz, señaló que estos  estudios siempre tienen un fin específico y no fue la Caja quien lo filtro a la prensa.

Además, Sáenz no quiso abundar en que medidas legales tomarán contra la firma de Eduardo Melinsky, que habría ejecutado el análisis, el cual   se hizo público en  los medios de comunicación, sin autorización y ha despertado las alertas con la rentabilidad y estabilidad del IVM.