Redacción, Cartago, CR. La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) mantiene un fuerte operativo de respuesta en la provincia de Cartago en razón de los daños generados por la actividad volcánica y las fuertes lluvias del medio año en el Caribe, con una inversión general que supera los ¢730 millones.

El presidente de la CNE, Iván Brenes Reyes, explicó que el aporte de esta institución corresponde a acciones operativas, inversión en el rubro de primer impacto, organización y vigilancia de las amenazas, pero también, le corresponde por ley, la rectoría y coordinación de todas las instituciones gubernamentales que han venido implementando toda una estrategia de atención, para la protección de la vida humana y los bienes de la población.

ATENDER EL TEMPORAL

En el caso del fenómeno atmosférico que afectó en junio y julio pasado a 297 comunidades de los cantones de Limón, Sarapiquí de Heredia y varios cantones de Cartago, la institución destinó un monto superior a los ¢140 millones, en obras de limpieza, encauzamiento, rehabilitación y conformación de taludes.

De ese total, ₡16 millones  fueron invertidos en el cantón de Jiménez, ₡9 millones  en Alvarado, ₡8 millones en El Guarco y ₡98 millones en Turrialba, donde se registraron la mayor cantidad de afectaciones.

La CNE utilizó unos ₡8 millones  en acciones operativas relacionadas con la ayuda humanitaria, alimentación  avituallamiento para la atención de las familias que se vieron obligadas a trasladarse a albergues temporales.

La institución ha invertido unos ₡183 millones s en dos tres proyectos de reconstrucción.  Se trata de la estabilización y control de deslizamiento de la trocha ferroviaria al costado norte de la plaza de Quircot, los estudios preliminares para obras de protección, aguas abajo del puente colgante sobre el río Granados de Orosi y la reconstrucción de un kilómetro y medio de acceso al asentamiento de La Estrella.

ACCIONES FRENTE ACTIVIDAD VOLCÁNICA

La intervención de algunos caminos que sirven como rutas de evacuación y una permanente organización comunal, forman parte de las acciones que la CNE en coordinación con instituciones gubernamentales mantienen en la zona de influencia del volcán Turrialba, con una inversión de ₡32 mil  invertidos en los dos últimos años.

La labor gubernamental está enfocada en cuatro acciones fundamentales: organización de la población, rehabilitación de rutas de evacuación, atención a los efectos en el ganado y la agricultura y la supervisión y monitoreo de la actividad volcánica.