San José, CR – El Estado deberá indemnizar con 40 millones de colones a una familia por la muerte de un trabajador del ICE.

El deceso se dio porque empleado había caído al vació en la planta hidroeléctrica Pirris, en la zona de Los Santos, en marzo de 2010.

De acuerdo con la resolución de la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia,  el falló se da a favor de la familia debido a que consideran que faltó controles  de seguridad, como la colocación efectiva y segura del andamio, que fueron determinantes en el suceso.

A la madre del fallecido le tocan 20 millones de colones y  al padre y hermano le tocan 10 millones de colones cada uno.