Redacción, CR-  El Tribunal Disciplinario de la Unafut sancionó al guardameta de Alajuelense, Patrick Pemberton, y al técnico de Herediano, Odir Jaques, por los incidentes ocurridos la noche del miércoles en el Estadio Eladio Rosabal Cordero, tras finalizado el juego entre ambos equipos.

Al arquero manudo se le impusieron dos partidos de castigo por haber quebrado una puerta de vidrio de los vestidores del  reducto rojiamarillo. Pemberton excusó su actuar por la humillación que sufrió al salir del terreno de juego por parte de la afición del Herediano.

Por su parte, el técnico del Club Sport Herediano, Odir Jacques, fue sancionado con tres partidos de suspensión por los reclamos al cuerpo arbitral, los cuales propiciaron su expulsión.

Aparte de esa sanción, el caso del técnico florense quedará abierto por un empujón por parte de Jacques al cuarto arbitro. De ser así, se expone a una sanción de seis meses.

Finalmente, el estadio Eladio Rosabal Cordero quedó sin castigo alguno, tras las bochornosas acciones realizadas por su afición al termino del juego que culmino con un empate a cero goles.