San José, CR – Aproximadamente 1.350 conductores en estado de ebriedad fueron multados y enviados al Ministerio Público, durante los primeros ocho meses del año.

Es decir, cada cuatro horas y 20 minutos se levantó un proceso contra los conductores temerarios.

También, sancionaron a otras 214 personas por manejar con cierto nivel de alcohol en la sangre, lo cual implica una multa superior a los 306 mil colones o la acumulación de 6 puntos en la licencia.

Datos de la Policía de Tránsito, muestran que 19 personas fallecieron en carretera por accidentes vinculados a la ebriedad del conductor.

Importante recordar

Cuando un conductor suma 12 o más puntos, por primera vez, pierde el derecho a conducir por un año, salvo que demuestre que es un conductor profesional, es decir, que conduce como forma de trabajo. En este caso, la suspensión de la licencia es por 6 meses.

La Ley de Tránsito vigente establece que los conductores particulares bajo los efectos del alcohol, entre 0,50 y 0,75 gramos o entre 0,25 y 0,38 miligramos (prueba de sangre) reciben una multa económica y la acumulación de 6 puntos.

Los conductores profesionales y novatos bajo los efectos del alcohol, entre 0,20 y 0,50 gramos o entre 0,10 y 0,25 miligramos también reciben esas sanciones.

Las personas que superen los límites establecidos son remitidos a las autoridades judiciales.