San José, CR – Entre los primeros meses del año 2015, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) cobró aproximadamente 9 436 millones de colones a patronos que han cometido prácticas ilegales, entre ellas  omisiones o o diferencias salariales.

Las planillas adicionales las realiza la CCSS cuando los patronos no reportan a sus trabajadores o bien indican un salario inferior al que realmente devenga el empleado. La Ley Constitutiva de la institución establece la obligatoriedad a los patronos de reportar el total de salarios devengados por sus trabajadores.

Luis Diego Calderón, director de Cobros de la CCSS, explicó que en el momento en que la institución tiene conocimiento del presunto hecho, sea por una denuncia o por labor de fiscalización, se inicia un procedimiento administrativo que finaliza con la confección de planillas adicionales.

Según datos de la entidad, las sumas pendientes de pago por estos conceptos de patronos activos ascienden a ¢6.807 millones, es decir, 14% del total de la morosidad activa. El 62% de ellas, están en cobro judicial.