El terremoto de 8,4 grados frente a Illapel, ocurrido este miércoles y que afectó a ocho regiones chilenas, dejó un total de ocho muertos y un desaparecido.

 «Debemos lamentar la pérdida de las cinco personas que ya se han informado y agregar a otras tres, para hacer un total de ocho fallecidos», informó el ministro del Interior, Jorge Burgos.

La Presidenta, Michelle Bachelet, viajará a la zona afectada para conocer de primera mano la gravedad de los daños.

Para el ministro del Interior la cifra de víctimas mortales es «baja, muy baja» en relación con otros «fenómenos de esta magnitud».

Entre las víctimas mortales está Lisette Araya Silva, una mujer de 26 años de la ciudad norteña de Illapel por la caída de una cornisa, y otra de 20 años en el pueblo de Monte Patria, a 435 kilómetros (270 millas) al norte de Santiago, por desprendimiento de rocas. Un hombre de entre 86 y 87 años pereció en Maipú, una comuna de Santiago, de un infarto.

Además, una mujer pereció en Coquimbo mientras se desplazaba en una motocicleta por la costanera y otra murió a causa de un paro cardiorrespiratoria en Catapilco. La última víctima hasta el momento es un joven de 19 años de Monte Patria.

image