San José, CR –  Esta mañana, los Ministros de Trabajo de Costa Rica, Víctor Morales Mora, y de Panamá, Luis Ernesto Carles, firmaron el acuerdo bilateral del mecanismo de coordinación para flujos migratorios con fines de empleo y ocupación entre Costa Rica y Panamá.

La firma se dio en el marco de la reunión del Consejo de Ministros y Ministras de Trabajo de Centroamérica y República Dominicana que se realiza en nuestro país los días 16, 17 y 18 de setiembre.

El acuerdo tiene como objetivo fortalecer el diálogo entre la República de Costa Rica y la República de Panamá en su calidad de países de origen, tránsito y destino de migración laboral, especialmente aquella de naturaleza permanente, circular, fronteriza y temporal, para lograr una administración ordenada e integral de los flujos migratorios con fines de empleo remunerado.

«La firma de este acuerdo reviste muchísima importancia por el nivel de flujos migratorios que hay desde y hacia nuestro país, en el caso costarricense se ha venido dando una emigración por el auge en la construcción en Panamá y nosotros somos receptores de trabajadores mayormente indígenas en el sector agrícola, principalmente en la cosechas de café y plantaciones bananeras», expresó el Ministro de Trabajo de Costa Rica, Víctor Morales Mora.

«Regular los flujos migratorios representa una ganancia para ambos países en el sentido de formalizar a estos trabajadores y en fomentar el trabajo decente al que tiene derecho todo ser humano», recalcó.

Dentro de los compromisos acordados, ambos países reforzarán  la capacidad de los Ministerios de Trabajo en áreas de atención de la gestión migratoria y de verificación de las condiciones laborales que garanticen a las personas trabajadoras migrantes, incluida la población indígena, una protección eficaz en materia de contratación, empleo y ocupación y el acceso a la seguridad social conforme la legislación vigente y los convenios internacionales ratificados.

Se impulsarán proyectos binacionales a favor de la seguridad humana y trabajo decente de los personas migrantes trabajadoras, especialmente aquellas de origen  indígena, y se aumentará la capacidad técnica y logística de las instituciones de ambas naciones.

El acuerdo tiene una vigencia de cinco  años, prorrogándose automáticamente a su vencimiento por idéntico período.

La reunión del Consejo sirvió de marco, además, para la presentación de las nuevas autoridades de la Organización Internacional del Trabajo, OIT para nuestra región. Se trata del Director de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar Xirinachs y su Directora Regional Adjunta, Gerardina González, así como la directora del Equipo de Trabajo Decente y Oficina de Países de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana , Carmen Moreno.