Redacción, CR – Mientras en Costa Rica la Federación no logró vender la totalidad de las entradas para el juego de esta noche ante Uruguay y corre para no tener pérdidas,  en Nicaragua sucede todo lo contrario, desde hace más de 24 horas todas las localidades están agotadas.

No hay ni una solo entrada para el partido que enfrentará esta misma en noche  los dirigidos por el ´´tico´´ Henry Duarte contra la selección de Jamaica. El ambiente desde ya en las afuera del estadio UNAN es simplemente una locura.

Este partido  colocaría a los nicaragüenses  en la siguiente ronda eliminatoria camino  a Rusia 2018. Un panorama impensable en el papel hace unos meses.

Dos caras de la moneda muy distintas muestra el fútbol a tan  solo 400 kilómetros  de distancia. Un ambiente aún frío en San José  y una locura en Managua, a pesar de que el fútbol no es el deporte rey en el pueblo pinolero.