Redacción, CR – A viva voz en cada partido de la Selección Nacional de nuestro país, entonamos con orgullo y alegría nuestro himno, el cual es considerado como uno de los más alegres del mundo.

Pero, ¿Qué hay detrás de esa linda armonía y esa inspiradora letra? Conozcamos su historia:

En el año 1852, nuestro país estaba atravesando cambios políticos y culturales, esto a raíz de que apenas teníamos 31 años de vida independiente y cuatro de ser una República. En ese entonces, el presidente de la República era nuestro héroe nacional Juan Rafael Mora Porras, «Don Juanito Mora»,  como le llamaban, el mismo que nos llevó al triunfo en la Campaña de 1856.

Fiscal de Alajuela Edwin RetanaEn el año en cuestión, el país iba a recibir una visita oficial de los Embajadores de los Estados Unidos e Inglaterra, quienes vendrían a discutir los límites legales entre Costa Rica y Nicaragua, como parte de un plan para crear el primer canal (interoceánico) trans-intercontinental.

En ese acto oficial de recibimiento, era completamente obligatorio entonar los himnos de los tres países, pero ¿qué pasó con nuestro país? No había himno nacional. «Don Juanito», había entendido esa necesidad y por lo tanto, conversó con el Director General de Bandas para la Orquesta del Ejército Nacional, el Capitán Manuel María de Jesús Gutiérrez Flores (1829-1877).

El soldado joven y rebelde, desistió por completo de atender la orden del presidente, pues era «una enorme responsabilidad». El Presidente entonces lo encarceló, afirmando que un poco de soledad debería alentarlo a completar la tarea. Algunas fuentes describen que el tiempo de cárcel fue sólo una noche, mientras que otros afirman que fueron varios días.

Finalmente, luego del encarcelamiento, el 11 de Junio de 1852, el Capitán Manuel María Gutierrez dirigió el Himno en el Palacio Presidencial ante el Presidente y los Embajadores, aunque sin letra para su música.

La letra del Himno

Luego de que el Himno Nacional fuera compuesto y ejecutado en 1852, muchas letras se utilizaron hasta 1903, cuando el Presidente Juan Rafael Mora Porras organizó un concurso. José María Zeledón Brenes, cuya letra fue establecida a la música original compuesta por Manuel María Gutiérrez, ganó. Sin embargo fue hasta 1949 que el Himno junto con su letra fue reconocido oficialmente como el Himno Nacional de Costa Rica.