Sindicatos afirman que no les sorprende la decisión de la FAA sobre seguridad aérea. AMPrensa.com

La Policía Profesional de Migración del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, rechazó a un estadounidense por estar registrado en los sistemas de control migratorio como un agresor sexual  contra una persona menor de edad.

El estadounidense de apellido Chesney, se registraba en el control migratorio para ingresar al país cuando los oficiales  detectaron una alerta en el sistema, donde indicaba que el extranjero es un agresor sexual y se le negó la entrada.

“Si  no se rechaza este tipo de personas puedan comprometer y poner en
riesgo la seguridad de la niñez costarricense”,  comentó Kathya Rodríguez, Directora
General de Migración.