Redacción, CR El Hospital Tony Facio de la provincia de Limón promueve la creación de un albergue que permita que pacientes indígenas o en pobreza extrema puedan permanecer en un lugar seguro, después de que se les dio de alta en el centro médico.

La licenciada Luz Marina Barrantes Elizondo, jefa de Trabajo Social del Tony Facio, explicó que la creación de este albergue es fundamental porque en muchas ocasiones estas personas tienen que quedarse en el hospital aunque se les haya dado de alta porque no tiene dónde ir o porque no consiguen transporte que los lleve a su lugar de residencia.

En el caso de la población indígena, dijo, el albergue será de gran utilidad porque permite, por ejemplo, que madres que han tenido sus hijos en el hospital de Limón pueden recuperarse un poco, ante de emprender la caminata por largas horas hasta las diferentes localidades del cantón de Talamanca, soportando las inclemencias del clima.

Barrantes Elizondo comentó que esta idea surgió hace unos años, en virtud de que han tenido que atender complicaciones de pacientes después de ser dados de alta quienes tuvieron que someterse a esfuerzos físicos excesivos que implica caminar por largas horas entre las montañas y cruzar ríos muy caudalosos bajo el sol intenso o las intensas lluvias en una condición de salud que requiere más bien un cuidado extremo.

La trabajadora social quien está coordinando este proyecto informó que han tocado diferentes puertas para hacer realidad este albergue que se llamará Alta Casa y que estará en las inmediaciones del Hospital Tony Facio.
Para la construcción de este albergue ya se cuenta con el terreno y se dispone con el soporte del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y la meta es que tenga unas 20 camas.

La administración del albergue estaría a cargo de una asociación comunal y se recibirían pacientes residentes desde las Barras hasta Alto Telire, ubicado en el cantón de Talamanca.