Los viejos talleres industriales de La Reforma serán reemplazados por una instalación nueva llamada “unidad productiva”, financiada con fondos del préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Mientras el actual módulo alberga a 210 personas en deplorables condiciones, los nuevos espacios serán construidos para 576 personas a partir de enero del 2016.

La unidad productiva tendrá oficinas para técnicos, administrativos, policías penitenciarios, así como espacios para atención individual y grupal, así como parqueo para funcionarios y visitantes. Tendrá dormitorios para policías, espacios de visita íntima, gimnasio, aulas y talleres para el INA, así como talleres industriales y nueve módulos de dormitorios.

Toda la población recluida actualmente en los talleres industriales de La Reforma deberá ser reubicada de aquí a diciembre del 2015 en otros espacios, de manera temporal, con posibilidades de pasar al nivel semiinstitucional. Sin embargo, los proyectos productivos no serán cerrados.

Estas acciones forman parte del compromiso del Ministerio de Justicia y Paz por mejorar las condiciones de infraestructura, así como la atención de los privados de libertad y los espacios para la Policía Penitenciaria.