Redacción, CR Miles de personas marcharon, este sábado, en contra de lo que consideran el monopolio de la Refinadora Costarricense de Petroleó (RECOPE) y la presunta corrupción de algunos sindicatos.

Esta es la tercera y más grande marcha que se ha realizado para manifestar su malestar por la Refinería.

Por su parte, los protestantes afirman que los sindicalistas solo piensan en su bienestar y no en el del país ni sus pobladores.

Las personas se unieron en el Paso Colón para exigir que se finalice la convención colectiva de la institución, así como aclarar los negocios de la Refinería China y que no exista más abuso en el precio de los combustibles.