San José, CR- El Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), inauguró un nuevo centro de biotecnología con el que se pretende mejorar la calidad de los cultivos,  mejorar  la calidad de  plantas medicinales y utilizar mejor los desechos para crear biocombustibles.

El centro inició operaciones desde 1994 y hoy se presentaron sus nuevas instalaciones. En estos laboratorios se desarrollan  36 proyectos en tres áreas: vegetal, ambiental y biomedicina.

La profesora de biotecnología e investigadora del centro, Catalina Rosales, explicó que este es el segundo centro del  país dedicado a estas investigaciones, el primero es CeniBiot (Centro Nacional de Investigación en Biotecnología).

Desde ya cada estudiante tendrá un mejor lugar para poner en práctica sus conocimientos adquiridos y de esta manera les sea más sencillo encontrar empleo después de terminar su carrera.

Las instalaciones contaron con una inversión  cercana a los ¢1,500 millones, producto de la inversión del TEC y un crédito con el Banco Nacional de Costa Rica.