Redacción, CR – El Papa Francisco conmocionó esta mañana a los más de 190 líderes mundiales con un discurso fuerte y realista en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El pontífice hizo críticas fuertes sobre temas relevantes que acechan al mundo en la actualidad. Entre ellos, cuestionó la lucha que emprenden los países contra el narcotráfico, problemática que provoca la muerte de miles de personas todos los días en todos los países.

«Quisiera hacer mención a otro tipo de conflictividad no siempre tan explicitada pero que silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas. Otra clase de guerra viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico. Una guerra ‘asumida’ y pobremente combatida», señaló el humilde Francisco.

Igualmente, mencionó el problema de la corrupción en los gobiernos de los países. «Ha penetrado los distintos niveles de la vida social, política, militar, artística y religiosa, generando, en muchos casos, una estructura paralela que pone en riesgo la credibilidad de nuestras instituciones», mencionó sobre la corrupción.

Por otra parte, el pontífice de 78 años también dedicó un fragmento de su discurso a su causa a favor del medio ambiente, un interés que dejó plasmado en su encíclica Laudato si.

En ese sentido, afirmó que «para todas las creencias religiosas el ambiente es un bien fundamental» y señaló que «el abuso y destrucción del ambiente van acompañados por un imparable proceso de exclusión» económica y social.

«Un afán egoísta de poder y de bienestar material lleva tanto a abusar de los recursos como de excluir a los débiles», reforzó Francisco.

El discurso del heredero de la Silla de San Pedro duró aproximadamente 40 minutos y fue pronunciado en español.