Redacción, CR – El Papa Francisco partió rumbo a La Habana para realizar una visita histórica a este país, primera etapa del décimo viaje internacional de su pontificado y con el que visitará Cuba y Estados Unidos, dos países en pleno proceso de deshielo en sus relaciones diplomáticas y comerciales.

El sumo pontífice tiene previsto aterrizar en la capital cubana en torno a las 16:00 locales, tras recorrer más de 8.600 kilómetros.

Jorge Bergoglio llegó a la base aérea desde el Vaticano a bordo de un Ford Focus azul pocos minutos antes de partir y allí fue recibido por varias autoridades locales y aeroportuarias.

Acudió con su ya habitual maletín negro, en el que porta algunos objetos personales, y se despidió de las personas congregadas en las pistas justo antes de entrar en el avión, desde lo alto de las escaleras de acceso.

Asimismo, la oficina de prensa de la Santa Sede informó que, antes de partir hacia el aeropuerto,el Papa fue despedido por la familia de refugiados sirios que ha sido acogida en la parroquia de Santa Ana, en el Vaticano.

Francisco será recibido por el presidente cubano Raúl Castro.

Finalmente, el heredero de la silla de San Pedro pronunciará un discurso en la Asamblea General de la ONU la próxima semana.