Redacción, CR- El Papa Francisco sostuvo un diálogo con jóvenes este martes tras su visita a Cuba y Estados Unidos, el pontífice respondió a varias preguntas que se le hicieron, entre ellas, las relaciones entre estas dos naciones, la educación y derechos de los niños.

El Papa aseguró que tratará de armonizar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Además se refirió a la  educación de la siguiente forma: “la educación es uno de los derechos humanos, un niño tiene derecho a ser amado, un niño tiene derecho a jugar, un niño tiene derecho a aprender a sonreír, un niño tiene derecho a la educación”. Agregó que la educación pasa por un momento de crisis por todos aquellos países que están en guerra y no tienen la posibilidad de ofrecer opciones para  estudiar.

«Insto a los jóvenes a organizarse para que  los estados puedan promover la educación», comentó.

El papa recibió un proyectil de un niño que no puede salir de su casa por las guerras, al respecto el pontífice recalco esa dolorosa realidad y como esto impide que muchos niños puedan jugar.

Les dijo a cada joven que en manos de ellos estaba el futuro, que no tuvieran miedo y les pidió que siempre estén rezando por él.