Redacción, CR – El Papa Francisco inició este sábado su décima gira papal en Cuba, donde fue recibido con amplias expectativas.

El sumo pontífice fue recibido por el presidente cubano Raúl Castro, donde cada uno dio sus palabras de bienvenida.

Mientras Castro defendió al socialismo como herramienta para preservar «la independencia, la soberanía y el desarrollo», el Papa instó a los líderes políticos y al mundo a iniciar un proceso de reconciliación en momentos donde se vive una «atmósfera de Tercera Guerra Mundial por etapas», haciendo alusión a los conflictos militares que muchos países enfrentan en la actualidad.

De igual forma, reconoció que la normalización de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Cuba y Estados Unidos es un ejemplo para el mundo de ese proceso de reconciliar.

«Animo a los responsables políticos a continuar avanzando por este camino y a desarrollar todas sus potencialidades, como prueba del alto servicio que están llamados a prestar a favor de la paz y el bienestar de sus pueblos y de toda América y como ejemplo de reconciliación para el mundo entero», dijo el máximo representante de la Iglesia Católica.

Además pidió a estos dos países avanzar en la reconciliación. Se trata de «un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo».

Jorge Mario Bergoglio estará cuatro días en Cuba y luego partirá a Estados Unidos, donde pronunciará un discurso en la Asamblea General de la ONU.