Luis Guillermo Solís, presidente de la República. AMPrensa.com.
Redacción CR Como parte de los esfuerzos para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Costa Rica aboga por transformar la manera en que se combate la pobreza y la exclusión en el mundo. El presidente Solís hizo un llamado para el empoderamiento de las mujeres como elemento fundamental en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
También se reiteró la propuesta de Costa Rica para establecer un Plan de Acción para la Cooperación con los países de renta media, dado que más de un 70% de las personas en pobreza del mundo están en estas naciones.
La posición de Costa Rica incluye un vehemente llamado para apostar por la paz en lugar de la violencia. En ese sentido, El Presidente Solís reiteró su llamado a la comunidad internacional y en particular a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad para que reorienten su gasto militar hacia el desarrollo sostenible. «No hay una mejor fórmula para la seguridad de sus propios países que garantizar el desarrollosostenible del mundo entero».
ADN DEL DESARROLLO SOSTENIBLE
El Presidente Solís también destacó el ejemplo de Costa Rica para el desarrollo sostenible, como el caso de un país, «que desde hace muchos años incorporó en su ADN el sueño de convertirse en una sociedad sostenible»
Costa Rica reiteró su compromiso con un enfoque en la nueva Agenda, basado en los derechos humanos y el bienestar de las personas. La experiencia de Costa Rica en campos como la igualdad de la mujer, energía limpia, agua y ambiente fueron parte de la disertación del Mandatario. Además, «Hoy decimos si se puede y exhortamos a propiciar otras sociedades pacíficas, justas e inclusivas, libres de temor y de violencia. Lo dice claramente la Agenda 2030: el desarrollo sostenible no es posible sin la paz, ni la paz puede existir sin el desarrollo sostenible», expresó
Se hizo énfasis en la necesidad de las acciones para evitar la discriminación de las mujeres en los ámbitos educativo, político y laboral, entre otros. «Estamos convencidos que cuando logremos la igualdad entre los géneros y mujeres y niñas estén empoderadas, el mundo realmente tendrá la transformación profunda que tanto nos urge», dijo Solís.