Redacción- Una producción de sueros que alcanza los 2,4 millones de litros para abastecer las diversas necesidades de miles de pacientes que reciben atención médica en todo el territorio nacional, fabrica el Laboratorio de Soluciones Parenterales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El ingeniero Randall Herrera Muñoz, director de esa dependencia, explicó que el laboratorio fabrica 34 productos diferentes, los cuales tienen diversos usos, entre ellos: suplementos de líquidos y calorías, restauradores de electrolitos, irrigación, sueros para realizar la diálisis peritoneal que se emplea en pacientes con enfermedad renal crónica y también se utilizan en las cirugías.

Desde el mes de setiembre último, este laboratorio produce tres nuevas soluciones, las cuales fueron aprobadas por el Comité de Farmacoterapia y serán empleadas en el Hospital Nacional de Niños. El ingeniero Herrera Muñoz explicó que estas últimas son fórmulas muy especializadas que se hicieron a la medida de las necesidades del citado centro médico pediátrico.

La importancia de las soluciones fabricadas por este laboratorio es vital para la recuperación de pacientes con diversas enfermedades, pues sirve de vehículo por ejemplo, para pacientes a quienes se les debe administrar un antibiótico por la vía venosa, para estabilizar a una persona que se descompensó por una diabetes o para rehidratar a un paciente, tras la pérdida de líquidos por enfermedades diarreicas, vómitos, entre otras.

La doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS y la ingeniera Dinorah Garro Herrera, gerente de Logística, reconocieron la importancia que tiene este laboratorio en las diversas opciones terapéuticas que ofrece la institución.

Este laboratorio suple el 70% de las necesidades de sueros que poseen diferentes unidades médicas de la CCSS y el resto se adquiere a proveedores externos. Algunas de las soluciones son únicas como la Dacka, las soluciones pediátricas, la electrolizal, el baño concentrado para hemodiálisis y la cardiopléjica que se emplea para cirugías a corazón abierto, pues no existen proveedores externos.

Herrera Muñoz explicó que han realizado estudios que determinan que la producción de sueros es costo-efectiva, toda vez que la fabricación de este tipo de productos, le economiza a la CCSS, cerca de ¢600 millones al año.

Este laboratorio de soluciones parenterales cuenta con 105 funcionarios entre ingenieros industriales, médicos, farmacéuticos, microbiólogos, cuya misión es la elaboración de las soluciones parenterales que se usan en el proceso terapéutico de los pacientes.