Redacción- Los más de 4 mil costarricense que habitan las islas del Golfo de Nicoya, se unieron para presentar un recurso de amparo ante la Sala Constitucional para exigir que el Estado les otorgue el derecho a optar por un bono de vivienda.

En representación de todos los habitantes, 100 isleños caminarán este lunes a partir de las 10:30 am desde la Asamblea Legislativa hasta la Corte Suprema de Justicia para presentar el documento en compañía del diputado puntarenense Gerardo Vargas Rojas, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

El recurso se basa en la desigualdad que sufren los habitantes de estas islas al no poder optar por el bono de vivienda, pues quienes viven en ellas no cuentan con un título de propiedad debido a que las islas son posesión del Estado.

Actualmente ninguna entidad estatal otorga este tipo de subsidio a los habitantes de territorios insulares, aduciendo que los pobladores no son propietarios de sus terrenos; sin embargo, si existe legislación que permite el otorgamiento del bono gratuito de vivienda a las personas que lo requieran, incluyendo habitantes de terrenos titulados -con plano y escritura-, así como a los habitantes de terrenos no titulados pertenecientes a la Zona Fronteriza o Terrenos Indígenas –sin plano ni escritura-.IMG-20151019-WA0004

Según ellos, se encuentran amparados en la Constitución Política pues se  declara el derecho de igualdad y a una vivienda digna y también hacen referencia a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los habitantes de las islas, esperan que los magistrados de la Sala Constitucional, el Presidente Luis Guillermo Solís y el ministro de Vivienda, Rosendo Pujol, les permitan acceder al bono debido a que la mayoría viven en pésimas condiciones.

Ancianos, niños y personas con discapacidad viven con carencias en casas construidas por sus propios medios, con materiales de desecho de barcos, piso de tierra, techos de zing en mal estado que cuando llueve hace que se filtre el agua y sin contar con un servicio sanitario adecuado.

A esta situación se le suma la falta de empleo por  la crisis de escasez en la pesca que se ha sufrido en la zona afectando a los pobladores que en su mayoría se dedican a éste oficio.

«Hemos organizado a la comunidad para viajar a San José a interponer este  Recurso de Amparo, en una forma pacífica. Queremos que el presidente de la República conozca las carencias de vivienda en las islas que habitamos desde hace décadas. Tenemos derecho al bono de vivienda como ciudadanos costarricenses que somos», indicó  Esteban Montes, presidente de la Asociación de Desarrollo de Isla Chira.