Redacción- Entre 7 mil y 8 mil personas protestan en las afueras de la famosa casa de ópera Semperoper de Dresde, Alemania,  en contra de la decisión la canciller alemana Angela Merkel de aceptar miles de sirios en el país.

La solicitud de los alemanes es sacar a los sirios del país  y también gritaba a una sola voz “Merkel debe irse”, el grupo de protestantes llamado Pegida (Europeos patrióticos contra la Islamización de Occidente) ha aumentado en los últimos meses.

Lutz Bachmann, cofundador del movimientose expresó que: “nos están llevando a una guerra civil europea” aceptando a extranjeros en su país

El partidario del movimiento xenófobo, portaba una pancarta que retrata a Merkel entre los funcionarios nazis y califica de “imposible” la integración de los inmigrantes en Alemania.

El movimiento ya anteriormente se había protestado por la misma situación.