El proyecto busca liquidar al Banco de Costa Rica. AMPrensa.com.

San José – ¿Piensa pedir un préstamo el próximo año? Tome nota porque el gobierno tendrá que pedir prestado para cubrir el gasto público y con ello las tasas de interés aumentarán.

Así lo confirman analistas económicos  del Grupo Financiero Acobo ante el panorama del presupuesto que se analiza en la Asamblea Legislativa para el año 2016.

Según el presupuesto, el gasto público para el año 2016 ronda los ₡8 billones el próximo año, y para poder cumplir con todas sus necesidades financieras deberá pedir prestado casi la mitad de ese monto, lo que en opinión de los expertos no es una práctica saludable.

De acuerdo con Luis Diego Herrera, Encargado de Investigaciones Económicas de Grupo Acobo, el principal impacto  de este endeudamiento del gobierno será en las tasas de interés y en la construcción de obra pública.

«Debido a que el gobierno busca recursos a lo externo para cubrir los gastos internos, las tasas de interés de los préstamos serán presionadas al alza», comentó Herrera.

Por lo tanto, si se logra aprobar el presupuesto que se analiza en la corriente legislativa, los costarricenses les saldrá más altas las cuotas cuando saquen un préstamo bancarios.

Asimismo, según comenta Herrera, el gobierno de nuestro país disminuye en ese presupuesto en un 11,2% el gasto de capital, es decir, la inversión en la construcción de carreteras, escuelas, colegios e infraestructura portuaria y aeroportuaria.

Ese 11,2% representa 50 598 millones de colones menos para la obra pública.

«Es preocupante que el Poder Ejecutivo sacrifique el gasto de capital, pues esto provoca que los recursos disponibles para hacer inversiones sean menores. Si se gastara más en inversión, la actividad económica se dinamizaría y podrían crearse mejores condiciones para que la inversión privada aumente y se pueda crear más empleo en el país», señaló Orlando Soto, gerente general de Acobo.