San José – La Corporación Burger King de los Estados Unidos ordenó  el cierre de los 29 restaurantes con que cuenta la marca en Costa Rica, debido a la falta de un acuerdo respecto de la forma de operar, con la franquicia local (BK Costa Rica), firma en la cual la misma BKC EEUU es accionista.

Este cese de operaciones será efectivo a partir de hoy lunes.

El conflicto de intereses de BKC EEUU de ser accionista y al mismo tiempo dueño de la franquicia local, provocó que las diferencias con la Casa Matriz no se pudieran subsanar.

Este cierre significa el cese laboral para 434 personas. No obstante, BK Costa Rica garantiza el pago de las obligaciones laborales a todos sus colaboradores, según lo establece la legislación nacional, a pesar de que BKC EEUU se niega a aportar fondos para la liquidación de los empleados.

«BK Costa Rica agradece la mediación del Gobierno de Costa Rica y, especialmente, la participación del Ministro de Comercio Exterior por los esfuerzos realizados para que BKC EEUU no ordenara el cierre de sus operaciones en Costa Rica; además, lamenta mucho que esta situación afecte a los colaboradores y a los clientes de la empresa», se afirma en el comunicado.

El cierre de Burger King había sido un rumor desde hace varios meses, sin embargo, la marca desmentía la salida, hoy se confirmó la noticia, pese a que también le deben al Estado costarricense 159 millones de colones.

LEA TAMBIÉN:

Burger King Costa Rica le adeuda a la seguridad social más de 159 millones de colones