Redacción-Tras las inundaciones que se presentaron el martes por la tarde en el Valle Central se contabilizan cerca 200 casas afectadas por la fuerza del agua. No obstante, la Comisión Nacional de Emergencias no emitirá ninguna alerta ante la situación, así lo detallaron por medio del departamento de prensa.

La razón se debe a que según los expertos las lluvias torrenciales no continuarán con tanta fuerza para los días posteriores y se dieron de manera aislada; pero, se reporta que al menos 60 personas perdieron todo.

Una de la zonas más afectadas fue Barrio Lujan, ahí más de 10 años quedaron consumidos bajo el agua, tras el colapso de las alcantarillas.

Además, el puente sobre El Bajo los Ledezma, el cual comunica Pavas y la Uruca,  sufrió daños en las bases; no obstante aún no se divisado por los ingenieros la gravedad. En el Ministerio de Obras Públicas aseguran que más estructuras podrían estar afectadas, por esto iniciaron una exhaustiva inspección.