Crímenes sin resolver: Asesinato de abogado lleva de 8 años de impunidad

  • Supuesto homicida vive como si nada en El Salvador, según OIJ.

Redacción – Aquel martes 11 de diciembre del 2007 surgió una discusión entre dos hombres que llevaban años de ser grandes amigos. Eran cerca de las 7 de la noche.

Estaban solos en la casa de Claudio Sánchez Carrillo en San Antonio de Escazú. Sánchez tenía 42 años, y era un abogado, especialista en Derecho Civil y Mercantil, casado con la hija de un reconocido abogado con amplia
carrera en el Poder Judicial. La pareja llevaba varios meses separada.

El otro hombre era un salvadoreño que había ingresado a Costa Rica procedente de su país y que por aqueños años se dedicaba a organizar eventos sociales.

El extranjero había contraido matrimonio con la hija de una reconocida jueza costarricense.

La discusión entre los dos hombres poco a poco fue subiendo de tono hasta que uno de ellos, al parecer el extranjero, sacó un puñal y lo incrustó en el cuello de Sánchez. La víctima se desangró en el sofá hasta fallecer.

Las autoridades presumen que el homicida esperó en la casa hasta asegurarse que Sánchez había fallecido.
Ahí podría haber velado el cuerpo unas cinco horas, según las pesquisas.

Ya en horas de la madrugada del miércoles 12 de diciembre el hombre salió con sigilo de la vivienda, tomó el auto que había dejado frente a la casa de Sánchez, y se alejó. El puñal homicida quedó tirado en el piso en medio de un gran desorden.

Algunos vecinos a quienes les pareció extraño que un auto permaneciera durante varias horas en el barrio tomaron la placa del vehiculo lo que resultó esencial para que las autoridades tejieran las pesquisas del homicidio.

Madre halla cuerpo: La primera en descubrir el cuerpo del abogado fue su propia madre, Maria Marta Carrillo, cuando fue a buscarlo a su casa después de que por más de 24 horas la familia trató de localizarlo por el teléfono y no hubo respuesta.

“Lo encontré erguido sobre el sofá, aún con los ojos abiertos, eran unos ojitos llenos de tristeza y de dolor; imagine usted el dolor que sentí. Mi hijo era un buen hombre, un gran profesional, un excelente hombre, no había razón para que lo mataran de esa forma” dijo a Crímenes sin resolver su progenitora, quien no se cansa de reclamar justicia por el homicidio.

El OJ verificó que no robaron nada de la vivienda y que el homicidio pudo haber ocurrido entre las 6:30 p.m. y las 7 p.m. de aquel martes.

La Fiscalía y el OIJ confirmaron a Crímenes sin resolver que Armando Alvarenga Rivera es el único sospechoso del homicidio de Claudio Sánchez.

Escape: Solo un mes después del crimen, en enero del 2008, mientras la Policía continuaba atando cabos para tratar de dar con el homicida, Armando Alvarenga escapó via terrestre por la frontera con Nicaragua.

Aunque se trata de una investigacion completa cuyo expediente consta de 500 folios, el sospechoso siquiera ha sido indagado. Fue declarado ausente del proceso judicial en agosto del 2009.

Las autoridades descartaron que el móvil del asesinato fuese el robo porque no se produjo ninguna sustracción. La principal tesis es que al homicida le urgía deshacerse del abogado pero no están claros los motivos.

Según la Fiscalía desde el 24 de noviembre del 2010 (luego de ser buscado en nuestro territorio) se giró una orden de captura internacional con fines de extradición, por medio de la INTERPOL, orden que fue actualizada por el Juzgado Penal de Pavas el 29 de junio del 2015.

Según confirmó el OIJ, Armando Alvarenga ha sido localizado en El Salvador pero las autoridades de ese país no pueden extraditarlo a Costa Rica porque, al igual que Costa Rica esa nación no extradita a sus ciudadanos. La única poosibilidad es que el hombre salga de su país en algún momento.

En caso de que no se logre indagar a Alvarenga antes de diciembre del 2017, el caso prescribiría.

“La historia del asesinato de mi hijo es un monumento a la impunidad; las autoridades fueron negligentes desde el principio; nunca alertaron a Migración sobre la salida de este hombre; se dieron cuenta que se había escapado más de un año después del crimen” señaló la madre de la víctima.


Publicidad

.