Redacción – Wan Jing, de 42 años y dueño de la empresa constructora del Canal de Nicaragua, perdió el 84% de su fortuna, es decir, 9100 millones de dólares en un año y cuatro meses.

El empresario pasó de tener $10.200 millones en junio pasado, a amanecer con $1.100 millones.

Jing ha fundado e invertido en empresas de los sectores de infraestructura, minería, aviación y telecomunicaciones. Actualmente, controla y se desempeña como presidente de la junta directiva de más de 20 empresas que operan negocios en 35 países alrededor del mundo.

El empresario chino perdió la atronómica suma de dinero tras operaciones en el mercado financiero asiático que ha venido a la baja en los últimos meses.

Un portavoz oficial de la Comisión del Gran Canal de Nicaragua informó este viernes de que el proyecto continúa con normalidad, después de que la firma estadounidense de software financiero Bloomberg publicara la información.