San José – Una acción de inconstitucionalidad interpuesta en la Sala Constitucional, podría hacer que se elimine la enseñanza de la religión católica en las escuelas y colegios de nuestro país.

El abogado y activista independiente de la diversidad sexual, Yashín Castrillo, interpuso el recurso por considerar esa clase como discriminatoria.

La acción pretende que la religión católica ya no se imparta como una asignatura en los centros educativos públicos, pues según Castrillo esto atenta contra la libertad de culto y los derechos humanos de la población no católica.

“Lo que se impugna es la disposición que aparece en el manual descriptivo de especialidades docentes, que regula lo que tiene que ver con la educación religiosa», comentó Castrillo.

El abogado espera que la Sala Constitucional declare a la educación pública, en todos sus niveles, como laica y ecuménica, es decir, que no se imparta la asignatura de educación religiosa y que en su lugar se cree una materia mediante la cual se fomenten y promuevan los derechos consagrados en la Constitución Política.