Redacción- Oficiales de la Policía Fiscal y el Ministerio de Hacienda se presentaron este jueves en el estadio del Deportivo Saprissa y lo clausuraron debido a irregularidades tributarias.

La cueva estuvo cerrada por un periodo de poco más de una hora, tiempo en el que los trabajadores de Hacienda se dedicaban a revisar las documentaciones en las oficinas administrativas del Saprissa.

Según las autoridades, una deuda de 30 millones del Saprissa es la razón del cierre del estadio.

Directora de Tributación Directa,

La clausura del reducto tibaseño sería hasta el próximo martes y pone en duda el juego del domingo ante Belén.