Redacción- El Gobierno de los Estados Unidos pide explicaciones a la gigante empresa japonesa, Toyota, ante la gran cantidad de Hilux que tienen los extremistas, responsables de millones de matanzas en Siria, violaciones y brutales ritos contra cristianos u opositores a sus ideales.

En esas camionetas literalmente viaja la muerte; los extremistas inclusive, crucificaron, torturaron y mataron un niño de 12 años hace poco menos de una semana, solo por indicar que era Cristiano hasta la muerte.

Por las imágenes se puede notar que los carros son último modelo y cada uno, de acuerdo con el valor de mercado en Costa Rica, cuesta poco más de 23 millones de colones.

Por su parte, en la empresa Toyota aseguran no saber como llegó tal cantidad de carros hasta este sitio y añaden que en su política comercial tienen totalmente prohibido brindar vehículos para fines terroristas o revoluciones militares.

Además, Toyota cooperará con las autoridades estadounidenses para determinar como llegó tal cantidad de carros ha manos del los extremistas islámicos sirios.