Redacción- La autoridad aeronáutica de Estados Unidos firmó un acuerdo para ensayar una tecnología que permitiría ubicar a los operadores de pequeños drones que vuelan ilegalmente cerca de aeropuertos, en un intento por prevenir el peligro de colisiones con aviones tripulados.

La tecnología permitiría detectar señales de radio utilizadas para operar drones en un radio de ocho kilómetros (cinco millas), con lo cual se podría ubicar al operador, dijo un funcionario de la Administración Federal de Aviación (FAA) a la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes. La FAA aún no ha decidido cuándo y dónde se usará esa tecnología, dijo el viceadministrador Michael Whitaker.

La FAA recibe un centenar de denuncias por mes de pilotos que han visto drones cerca de aviones y aeropuertos, dijo Whitaker. Un dron, aunque pese pocos kilos, podría causar un daño grave si es absorbido por un motor o choca contra una ventanilla.

La tecnología “proporciona un medio comprobado para detectar, identificar y rastrear pasivamente los drones y a sus operadores en tierra”, señaló en un comunicado John Mengucci, presidente de CACI International Inc., la firma que provee la tecnología. La FAA firmó el acuerdo esta semana.

Entre noviembre de 2014 y agosto de 2015, la FAA recibió más de 700 denuncias de avistamiento de drones por pilotos. El Servicio Forestal Federal también reportó 18 vuelos no autorizados de drones por encima o cerca de incendios forestales, informando que 10 de ellos perjudicaron el combate al fuego vía aérea.