Redacción- Un estudio realizado a 20 mil personas demostró que entre hermanos, los mayores son los que se caracterizan por ser más inteligentes.

El estudio se dio en  Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania. La investigación dejó en claro que las diferentes edades entre hermanos no aplican o influye en la personalidad, pero sí en su coeficiente intelectual.

Las diferentes teorías acerca del orden en el nacimiento explicaban que los primogénitos se caracterizaban por ser más autoritarios, responsables, conformistas e inteligentes, por el contrario los medianos y pequeños son más independientes, críticos y creativos. Alfred Adler, discípulo de Sigmund Freud fue quién investigó, dichas teorías.

Por otra parte, Enrique Arranz,  catedrático de Psicología de la Familia de la Universidad del País Vasco y autor del libro “Psicología de las relaciones fraternas”explica que: “debido a la cercanía a los padres y a que a veces actúan de interlocutores entre ellos y el resto de los hijos, los mayores desarrollan formas de inteligencia más convencionales, más adaptadas a las normas, más académicas”, además de mostrar “una mayor tendencia al ejercicio de la autoridad” ya que es “normal” que los padres la deriven en ocasiones hacia el primogénito a partir de cierta edad.

Datos curiosos muestran que la mayoría de Premios Nobel y la mitad de presidentes en Estados Unidos han sido hijos mayores.

En el caso de los hijos únicos estos son egocéntricos e hiperprotegidos.