Redacción- Luego de 15 años de espera se aprobaría la primera ley que apoya la descentralización y el fortalecimiento de los gobiernos locales. Este es el caso del proyecto 18001 que tiene como objetivo fundamental el desarrollo de la red vial cantonal, como consecuencia de transferir competencia y recursos a favor de las Municipalidades.

El 25 de agosto con el apoyo de 42 diputados fue aprobado el expediente 18001, que dirigirá en términos específicos el 22,25% de los ingresos provenientes de la recaudación del impuesto único de los combustibles.

El Ministerio de Planificación envió este proyecto ante la Asamblea Legislativa, en donde la Comisión de Asuntos Municipales la dictaminó de manera favorable  por parte de todos sus miembros.

       COMPETENCIAS Y RECURSOS

La red vial debe entender no solo como una calle, sino de manera integral incorporando al concepto las aceras, ciclovías, pasos, rutas peatonales, señalización, demarcación, áreas verdes y de ornato que se encuentra en el derecho de vía.

La transferencia de recursos se hará de forma gradual en los próximos tres años de la siguiente manera: ¢21 mil millones en el año 2016; ¢42 mil millones en el año 2017 y ¢63 mil millones en el año 2018.

Les corresponde a las municipalidades planear, programar, diseñar, administrar, financiar, ejecutar y controlar: construcción, conservación, señalamiento, demarcación, rehabilitación, concesión, reforzamiento, reconstrucción y operación de la red vial  cantonal.

Todas estas se realizarán de acuerdo con los requerimientos técnicos y de aplicación general del MOPT. Los dineros se van a distribuir teniendo en cuenta tres componentes: la extensión de la red vial cantonal; el Índice de Desarrollo Social Cantonal y la distribución en partes iguales.