Redacción – Este martes los precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos debatieron sus ideas en el canal internacional CNN, con miras a llegar a la oficina oval de la Casa Blanca.

Figuras reconocidas como Hillary Clinton, exsecretaria de Estado y Joe Biden, el actual vicepresidente de Estados Unidos, generaron debate en el foro.

Sin embargo, la solidez de la ex primera dama Hillary Clinton, convenció a los líderes demócratas, especialmente a los que, por su mala gestión sobre la polémica de los correos electrónicos y sus habilidades políticas, se encontraban preocupados.

Consciente de la amenaza que podría suponer Biden, Clinton buscó evitar las dudas sobre su pasado presentándose como la sucesora natural del presidente Barack Obama, la persona que la eligió para convertirse en su primera Secretaria de Estado. Preguntada por en qué se diferenciaría de Obama, Clinton destacó que sería la primera mujer en ocupar el cargo.

Pese a ofensas y cuestionamientos del actual senador y también aspirante, Bernie Sanders, por el escándalo de los correos electrónicos, Clinton generó revuelo al ignorar casi por completo el comentario del senador e incluso estrecharle la mano al finalizar el debate.

Las elecciones primarias en Estados Unidos serán dentro de cuatro meses y los comicios presidenciales dentro de un año.