San José- El ex diputado Justo Orozco, en medio de una crisis marital y dos investigaciones en su contra por abuso sexual, seguirá  al frente de partido cristiano Renovación Costarricense  y no se expone de momento  a ninguna sanción de su agrupación,  por los hechos señalados por dos mujeres.  Inclusive tuvo el apoyo para seguir comandando en el partido que se abandera así mismo con el nombre de Dios.

Orozco fue ratificado este sábado como el principal líder del partido, sin ningún por menor ni crítica. Además, Renovación intentará pelear varias alcaldías.

Según el Comité de Ética de Renovación Costarricense, no se puede castigar ni juzgar a una persona dos veces por una misma razón, por ello Orozco solo deberá responder a las autoridades judiciales.

Por su parte, Orozco aseguró que seguirá haciendo lo mismo, trabajando igual y reconoció que afronta el desafío de reconquistar su esposa.

Por el momento el ex legislador –recordado  por su posición ante las parejas homosexules- evita referirse a los dos acusaciones que enfrenta, pues añade que están en investigación.