Alajuelita, precario
  • Rosendo Pujol  frenó reglamento para dotar de casa a familias en extrema pobreza

San José- Las 41.694 personas que viven en los precarios de nuestro país en condiciones de pobreza extrema y tienen el compromiso del gobierno de una  vivienda digna, deberán esperar aún más para ver hechas realidad las promesas de campaña del presidente Luis Guillermo Solís.

Esto se debe a que el propio Poder Ejecutivo es quien atrasa los planes de vivienda digna mediante la implementación del Reglamento de Renovación Urbana, el cual  tiene como finalidad eliminar todos los tugurios del país.

La iniciativa aún sigue varada en el papeleo, reuniones y contiendas entre el jerarca del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Rosendo Pujol y la junta directiva del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

Ahora, el ministro Pujol pidió hacer de nuevo toda la regulación,  generando más atrasos en el proceso de acceso a vivienda para familias en pobreza,  a pesar de que el texto quedó  listo desde 11 de diciembre del 2014.

Pujol aduce que no hay errores en el reglamento, pero que no está de acuerdo con  que la potestad de aplicar la normativa quede en manos del INVU -quienes redactaron el documento- por eso debe hacerse de nuevo todo,  y así empoderar a las municipalidades.

El propio Pujol  participó de la redacción del texto que  él ahora objeta, casi 10 meses después.

El presidente Solís había prometido en campaña eliminar la pobreza extrema, no obstante, un año y cinco meses después, los índices no lo respaldan.