Redacción – Una fuerte explosión, al parecer por una fuga de gas, se produjo en la madrugada de este lunes en Río de Janeiro y dejó al menos ocho personas heridas y varios edificios destruidos.

Así lo informó el cuerpo de bomberos de esa ciudad.

«Fue desesperante, el techo se cayó y mi hijo de 21 años pudo abrazar y proteger a mi otra hija de 17. Quedamos presos entre los escombros y comenzamos a hacer señales con la luz del celular a los cuerpos de rescate que nos sacaron. Nacimos de nuevo», relató al diario O Globo Marlene Sangy Aires, cuya casa quedó destruida.

Entre los heridos hay una niña de nueve años y una anciana de 84. Seis fueron llevados a un hospital cercano y el restante liberado en el lugar, informaron los bomberos a la AFP.

La explosión tuvo lugar en una pizzería, donde según medios funcionaba un almacén clandestino de garrafas de gas.