Redacción- En los primeros nueve meses del año perdieron la vida 40 peatones a quienes se les responsabiliza de su propia muerte tras cometer una imprudencia. En el mismo periodo el año pasado se contabilizaban 6 casos menos.

Solo el mes pasado perdieron la vida 5 peatones al cometer una imprudencia. No usar los pasos peatonales puede ser mortal.

Por otro lado, en setiembre murieron 2 ciclistas por su propia imprudencia, de tal forma que ya son 16 los que mueren por sus malas decisiones, en lo que va del año. Otros 13 ciclistas también murieron entre enero y setiembre, aunque su fallecimiento no se les achaca a ellos.

En este sentido, el Director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, señaló que a esta altura del año pasado habían muerto 17 ciclistas en total, es decir 12 menos que los contabilizados en los primeros tres trimestres del 2015, al sumar los que murieron por su imprudencia (16) y los que no (13).

“Con las bicicletas tenemos fenómenos similares a la motocicleta, pues son vehículos relativamente inestables, de dos llantas, suelen derrapar en condiciones de lluvia o cuando comienza a meterse el invierno pues hay aceite acumulado en las carreteras y al mezclarse con agua genera una película jabonosa. Igualmente, el metal mojado de las líneas férreas puede generar un derrape”, especificó Calderón.