Redacción- La Junta Directiva de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó la nueva metodología tarifaria que se utilizará para fijar los precios de los combustibles a nivel nacional.

Según señaló Juan Manuel Quesada, Intendente de Energía, “la nueva metodología permitirá transparentar aún más, los costos que deben incorporarse en las tarifas de los combustibles. Además, establece un proceso más riguroso, oportuno, transparente y confiable, que permitirá trasladar a los usuarios los beneficios que se generen”.

En el caso de RECOPE, “la metodología que se venía utilizando para calcular los precios nacionales de los combustibles fue establecida en el año 2008, por lo que era necesario actualizarla para ajustarla a las necesidades actuales.  Nos permitirá aprovechar al máximo la información regulatoria a la cual tiene acceso la Intendencia de Energía, gracias a los esfuerzos de fiscalización que se vienen realizando”, agregó el funcionario.

La nueva metodología se sustenta en un desarrollo técnico que reduce la discrecionalidad de los cálculos, considerando que detalla las fórmulas, los procedimientos, las fuentes de información y los plazos.  Además, separa todos los costos que impactan la tarifa, como es el caso de las inversiones, lo cual permitirá promover una mayor eficiencia en la prestación del servicio público relacionado con el suministro de combustibles a nivel nacional.

La nueva metodología también prevé, como un elemento novedoso: un proceso de fiscalización financiera que permite dar seguimiento al uso de los recursos aprobados tarifariamente. Lo anterior con el fin de trasladar a los usuarios, de manera oportuna, las eficiencias operativas que sean identificadas durante los procesos de fiscalización técnica, financiera y contable.

La nueva metodología entrará a regir a partir de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta.