Redacción – Seis armas en mano durante el ataque y siete más de calibre pesado en su departamento, tenía el hombre responsable de la masacre en una universidad en Oregón, Estados Unidos, que dejó 10 personas fallecidas incluyendo al autor.

Un hombre taciturno, solitario y contrario a la religión: así describieron varios vecinos y familiares a Chris Harper Mercer, de 26 años, responsable de la masacre abatido por la policía. Un joven británico que al asesinar a los jóvenes, primero les preguntaba si eran crisitianos.

La matanza provocó un dramático llamado del presidente Barack Obama para adoptar algún tipo de control de armas de fuego, pedido que reiteró este viernes durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en la Casa Blanca.

Las matanzas en centros educativos son parte de una dolorosa realidad en Estados Unidos y muchos establecimientos fueron reforzados, en especial luego de la masacre de 20 estudiantes en Sandy Hook, en el 2012.