Redacción-El Parque Nacional Santa Rosa -recocido por la emblematica Casona- ubicado en Guanacaste, tendrá 550 metros de aceras y rampas,  para así  permitir el desplazamiento de personas en coches, sillas de ruedas o con andaderas.  Para ello, se destinó 70 millones de colones.

Varios senderos de tierra serán cementados  para ofrecer acceso a las personas que tienen problemas de movilidad, y así  atraer más turismo.

Las obras estarán  finalizadas para en enero de año entrante.  Este será el segundo sendero universal, después del construido en el Parque Nacional Carara, en Tárcoles.