Redacción – Es una fruta deliciosa, pese a que muchos no les gusta, sin embargo, estudios han concluido en que la papaya y sus semillas tienen altas propiedades para desintoxicar el cuerpo humano.

Las ventajas más reconocidas de esta fruta es la colaboración a la digestión y problemas intestinales, sin embargo, va más allá de eso. Comer una cucharadita de semillas de papaya al día favorece la desintoxicación del hígado, siendo muchas veces recomendada por médicos naturistas para combatir la cirrosis hepática.

Además de ser antibacterianos eficaces contra la salmonella e infecciones de estafilococos, consumir 10 semillas en ayuno con agua, protege los riñones de insuficiencia renal.

Ya sabe que la papaya en sí como fruta puede aportar muchos beneficios, pero aún más si aprovecha y consume también sus semillas.