Redacción– A los 14 años la mayoría de los adolescentes acuden al colegio, disfrutan de una salida al cine con sus amigos, ven largas horas  televisión, chatean por las redes sociales o juegan en línea con las últimas consolas de videojuego, pero Ulises Abraham tiene otras actividades durante su quehacer diario, él es un reconocido asesino en Baja California en México.

Ulises finalmente fue detenido por disparar en al menos 5 ocasiones con un arma calibre 40 y acabar la vida de un hombre, quien aseguró no conocer. Al momento de la detención aún cargaba el arma y tenía algunas gotas de sangre, las cuales le salpicaron al ajusticiar a su víctima.

“Sí lo maté,  no tengo idea que hace o quien era, pero por este trabajito cobré 1.800 dólares, eso es lo único que me importa”, relató el menor a los policías.

Las autoridades mexicanas aseguran que se ha incrementado el sicariato juvenil. Una de las razones se debe a los beneficios judiciales en que se amparan.

Solo durante la semana anterior,  se detuvo a cuatro adolescentes por, aparentemente, haber realizado varias ejecuciones.