San José- La Unión  de  Taxistas Costarricenses  (UTC) interpuso un recurso de amparo en contra del Presidente Luis Guillermo Solís,    el ministro  del MOPT Carlos Segnini, así como el  Consejo de Transporte Público y  la firma UBER S.A.

El gremio afirma que se sienten molestos porque el Estado ha tolerado grupos de competencia ruinosa y desleal, que los impactan de forma negativa en su economía.

También, se han visto obligados a realizar repetidas huelgas para pronunciarse.

Además, se quejan por el servicio de UBER cobra por trasportar personas y violan las leyes costarricenses, debido a que sigue siendo un medio de operar pirata e ilegal.

La Unión de  Taxistas Costarricenses dice que en el caso del presidente no les ha dado una contestación ni solución y  que el Gobierno carece de reglas que lo regulen porque la Policía de Tránsito no tiene protocolos para aplicar sanciones.

union taxis recurso