San José-  Al parecer en Costa Rica denunciar no es bien visto o quizás no es lo más prudente,  según la conducta de los costarricenses. Muchos tienen temor de ser etiquetados como «sapos» o le tienen pereza a la burocracia que conlleva  hacer una denuncia de manera formal

Después de actuación en redes sociales de Gerardo Cruz Barquero, quien  provocó conmoción en el país tras su publicación de un hombre que grababa una mujer en la Avenida Central, diferentes opiniones se han dado,   a favor y en contra de la acción.

El sociólogo Roberto Pineda explica que no todas las personas están a favor de la denuncia, que se vuelve curioso saber qué hubiesen hecho estas personas si ellos son  los testigos de lo sucedido.

Explica que  en el país la reacción del tico ante una denuncia  es de  temor, “No solo el miedo a ser sapo actúa, también el temor a la reacción del denunciado”

Muchos consideran a Gerardo como «Sapo»,  «Metiche» ¿será que los ticos prefieren callarse? El sociólogo explica.

Las represalias y los procesos legales en el país son los motivos por lo que denunciar no es una opción en los costarricenses,  el soplón o sapo es cultural  y socialmente despreciado  es una  desde la escuela.

El Organismo de Investigación Judicial reporta desde enero hasta agosto  14223 denuncias en lo que compete a hurtos, robos, asaltos y son los días viernes dónde estás denuncias suelen ser más.