Redacción – El Vaticano consideró «muy grave» que un cura polaco anunciara su homosexualidad en la prensa, horas antes del sínodo sobre la familia, y decidió suspenderlo de sus funciones.

Así lo indicó el portavoz de la Santa Sede en un comunicado, Federico Lombardi, quien además comentó «la elección de hacer una declaración tan impactante un día antes de la apertura del sínodo (sobre la familia) es muy grave e irresponsable».

El cura polaco tiene el título de Monseñor gracias a sus funciones en la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Vaticano precisó que los superiores jerárquicos de su diócesis deberán decidir si conserva su estatuto de cura, algo poco probable, después de que Charamsa reconociera que tiene pareja.

El religioso polaco, de 43 años, reveló su homosexualidad este sábado en dos periódicos, un día antes del sínodo sobre la familia, para sacudir a una Iglesia «paranoica» sobre este tema.

El Papa Francisco abrirá el domingo un segundo sínodo sobre la familia donde se debatirá la cuestión de la homosexualidad. El tema divide profundamente a la Iglesia católica, algunos la consideran como «un trastorno» que hay que combatir, mientras otros creen que es una realidad que hay que tener en cuenta.