Redacción – Una nueva invención pretende sorprender a los dibujantes fanáticos e incluso ingenieros y arquitectos. Se trata de LIX, un lápiz cómodo y compacto que permite dibujar en tercera dimensión, pero en el aire.

Sus creadores afirman que la mayoría de los lápices en 3D son grandes y pesados e incluso difíciles de utilizar, y esta es la novedad de LIX, que es como un lápiz común y corriente pero con un uso un poco extravagante.

Ningún profesional en arquitectura o dibujo jamás imaginaría que iba a existir un lápiz con el cual se podría dibujar en el aire y que quedara postrado con un diseño exacto a como se dibujó, o quizá era el sueño de muchos, sin embargo, llegó a la realidad, con un costo aproximado de 300 dólares.

Vea el vídeo: