Redacción- La Unidad Ejecutora del Programa para la Prevención de la Violencia y la Promoción de la Inclusión Social inició el proceso de licitación para la construcción y equipamiento de dos unidades productivas del Ministerio de Justicia y Paz en San Rafael (Alajuela) y Pococí (Limón).

El 1.° de octubre del 2015, se publicó el anuncio para que las firmas interesadas envíen sus propuestas técnicas y económicas para la construcción de los dos proyectos, de 10.000 metros cuadrados cada uno, los cuales deberán edificarse en un plazo de 11 meses a partir de la orden de inicio del contrato.

Las unidades productivas son espacios que responden a un modelo de atención, gestión y seguridad bajo los más altos estándares internacionales de calidad que los diferencian de las prisiones tradicionales. El costo de cada una ronda los $20 millones (₡10.800 millones). Está pendiente el inicio de construcción de la Unidad Productiva de Nicoya.

Los diseños arquitectónicos ya están listos y su infraestructura incluye espacios arquitectónicos concebidos como una pequeña ciudad, lo más parecida a la vida en libertad, con recintos para la educación, formación laboral, talleres productivos y atención interdisciplinaria.

Las unidades productivas permitirán a las personas privadas de libertad aprovechar y ocupar el tiempo, facilitando el reingreso a la sociedad. Los dos primeros proyectos tienen previsto albergar 1.152 personas. Próximamente, iniciará el proceso para la construcción de la unidad productiva en Nicoya para 576 personas.