Redacción- La Fuerza Pública desarrollará un dispositivo de vigilancia y seguridad desde este jueves y hasta el próximo domingo, debido a las ofertas y otras actividades con motivo del denominado Viernes Negro.

Para esta operación se dispondrá de los oficiales en servicio. Según confirmó el director de la Fuerza Pública,  Juan José Andrade, son unos tres mil policías .

El operativo busca velar por el normal desarrollo de las actividades previstas en los comercios, con el fin de controlar el accionar delictivo y los desórdenes que se puedan producir en los diferentes locales.

Se establecerán patrullajes y monitoreos constantes para prevenir hechos delictivos como asaltos, hurtos y robos, así como posibles alteraciones al orden público y dar una respuesta rápida y eficiente en caso de ser necesario.